El Sintrón y la dieta

Tengo el placer de enviarle, con el ruego de que la publique, una copia de la Editorial de la Revista de la “Asociación Internacional de Anticoagulados en Autocontrol” (ISMAAP), con sede en Ginebra, escrito por su Editor-Jefe, Christian Schaefer. Alemania. Año 2006.

“Siempre se les ha recomendado a los anticoagulados que, en su alimentación, deben disminuir las frutas y verduras para evitar las fluctuaciones del INR. Por ello, la mayoría ha seguido una dieta no saludable. Sin embargo, muchos pacientes anticoagulados han comprobado que las verduras ricas en vitamina K no sólo están buenas sino que, además, contribuyen a que los valores de INR se mantengan estables, como han demostrado los controles semanales.

Todo ello ha sido corroborado por dos estudios realizados recientemente: E. Sconce y A.M. Reese dieron a anticoagulados una dosis pequeña de vitamina K en comprimidos y comprobaron que sus niveles de INR se hicieron más estables y se mantuvieron más tiempo dentro de rango.

En conclusión, estamos en condiciones de asegurar que las recomendaciones a los anticoagulados de no consumir alimentos ricos en vitamina K, pueden resultar contraproducentes y podemos afirmar que una dieta saludable con alimentos ricos en vitamina K es beneficiosa para mantener niveles estables de INR. No obstante, cuando se modifique la dieta se deberán realizar controles de INR más frecuentes para, si es necesario, ajustar la dosis del anticoagulante.

Por todo ello, nuestro consejo es: ¡Coma frutas y verduras, por su salud!.”

Eso mismo venimos aconsejando a nuestros pacientes desde hace años, recomendándoles una dieta sana y equilibrada, rica en frutas y verduras, adaptando la dosis del anticoagulante a la dieta del paciente y no al revés. De esta manera aumentamos su calidad de vida y evitamos una de las restricciones peores que se le imponen sin necesidad a muchos anticoagulados.

Ramiro Aguilera Vaquero. Médico y Vicepresidente de la Asociación de Pacientes Anticoagulados de Granada.

Print Friendly